Adriana del Pardo, blogger

Datos personales

Mi foto
San Pedro, Buenos Aires, Argentina
Directora del Jardín de Infantes 906, San Pedro. Diplomada en resolución de conflictos. Investigadora independiente, sobre los desafíos de educar en un mundo intercomunicado. Amante del arte.

lunes, 18 de julio de 2011

Educar para la vida

Educar para la vida se torna necesario en una realidad social compleja, como la que hoy vivimos. Para ello se requieren alumnos con mayor salud emocional, educados para desarrollarse en armonía consigo mismo y los demás. Deben aprender a fluir con la naturaleza y aprender a regular sus emociones. De esta manera se podrán relacionar con libertad y respeto al prójimo.
La insatisfacción de las personas no permite el respeto por los valores del otro y no permite abrirse paso a las maravillas del mundo.
La persona virtuosa debe poseer 3 virtudes:  el principio del placer, el principio solidario o empatía y la capacidad del respeto.


Si se desea cambiar el mundo a través del cambio de la conciencia personal se debe recurrir a la educación holítica (integral).  Con esta premisa como clave, no se puede formar formadores, sino transformar, para ayudar a la transformación de los educandos.
Pedagogos libertarios ponen en el acento en el aprendizaje natural.
La educación de hoy es condicionante ya que se aprueba mediante exámenes ( sin evaluar la aptitud del niños ante la vida) y no a disfrutarla. La educación se realiza sin placer.
Existe un miedo a la libertad por lo que puede representar a nivel social, sin embargo, cuando una persona llega a ser reconocido, considerado, conoce sus deseos y respetarse a él y el resto social, viven su libertad de manera productiva y socialmente útil.
Cerebro intelectual, emocional y activo: el querer, sentir y poder.
Realizar el potencial, dando frutos en la vida.
Cuando uno fue muy condicionado, por un otro, no podrá ser uno mismo, creciendo hacia una libertad  de su propia conciencia.
La belleza de pensar:
Claudio Naranjo es un psiquiatra chileno que convive con pasión entre dos culturas que, según él, se complementan: el psicoanalismo y la meditación.

Adriana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada